domingo, 19 de febrero de 2012

"Haría lo que fuera por verte sonreír" Capitulo 1



Capitulo 1

Otra vez él estaba allí, mirando cómo ella venia con el corazón hecho añicos entre sus manos. Deseaba hacerla feliz, la quería con todo el alma.
Lo supo desde el primer día en que la vio pero nunca se atrevió a decirle lo que sentía.
— ¿Qué te hizo esta vez ese idiota?— Le preguntó rodeándola entre sus brazos. Sentía su respiración interrumpida por los sollozos. — Lo voy a matar. Mirá lo que provoca, estas desbastada.— Dijo furioso. No entendía cómo ella estaba con un chico cómo Marcus. En realidad si, lo entendía pero no quería hacerle frente a esa realidad.
Aunque su amiga no era una de esas típicas fresas que lo único que les importaba era el dinero, sabia que un chico con bastante capital era mejor partido que un simple mesero. Y Marcus era de esos. 
No un adinerado, sino un apuesto y deportista chico con plata.
— Lo vi... besando a... estaba besando a... mi mejor amiga.— Sollozó ella. — Le pedí que me explicase... pero él... se rió de mi...
— ¿Qué? ¡Es un tarado! Ya te digo que tengo que molerlo a palos.
— ¡No! Lo único que tenes que hacer... ahora es quedarte con migo y abrazarme.— Él la apretó contra su cuerpo. 
— Claro que si nena. Pero no llores más. Haría lo que fuera para verte reír.— Le dijo dulcemente. Ella levantó la vista y le besó la mejilla.
— Lo sé. Es por eso que sos el mejor amigo que alguien pudiese tener.— Tenía que recordaselo. Él la amaba pero ella sólo lo veía como un amigo.
Sólo una vez en toda su vida pensó que tendría alguna oportunidad con ella, pero la descartó en el instante que Ema negó todo sentimiento mayor al de amistad, hacia él.

Luego de calmarla, Ciro insistió en llevarla a su casa pero ella no quería. 
— Entonces ¿Qué hacemos?. —Le dijo él. Apoyó sus manos en el volante a la espera de que Ema contestara.
— Vamos a una heladería y compramos dos kilos de helado. — Contestó con los ojos brillosos. Ciro rió.
— Ok ¿Y después?.
— ¿Podemos ir a tu departamento?.—Preguntó con algo de vergüenza.
— Está bien.— Contestó Ciro con una media sonrisa.



— Perdón por el desorden. No acostumbro a tener visitas.— Ciro abrió, algo incomodo, la puerta de su departamento.
"Ojala no haya ropa interior en el suelo. Ahora que lo pienso no sé si lavé los platos del desayuno" pensó. Dejó pasar a Ema, quien miró el interior con ojos críticos.
— Te hace falta una mujer— Dijo entre risas y mirándolo de reojo. Por un momento creyó ver otras intensiones ademas de burlarse.
— Lo sé— Contestó Ciro algo triste.
— Y bien... ¿Para cuando me la presentás?
— ¿A quién? — Preguntó confundido.
— A esa chica, la que hace que tus ojos brillen de esa forma y la que ocupa tu mente todas la horas del día. Por que yo sé que hay una.— Dijo Ema de manera algo despectiva.
— ¿Eh? ¿Y cómo sabes eso?— Ciro estaba confundido, confundido y asustado. Temía que su amiga sospechase algo acerca de sus sentimientos.
— Me doy cuenta, ademas de que te conozco. ¿Vas a contarme quién es? — Volvió a preguntar, está vez mas fastidiosa que antes.
— No.
— ¡Vamos! Aunque sea el nombre.— Insistió Ema. Estaba irritada y a él le divertía verla así.
— No. 
— Bueno, al menos decime como es... seguro es fea. Siempre te gustaron las feas.
—No tenes una idea de lo hermosa que es. — Contestó Ciro mirándola divertido, ella estaba que echaba fuego por las orejas.— Es buena, sincera, me hace reír. Tiene los ojos mas lindos que vi en mi vida y una sonrisa que iluminaría el mundo entero si nos quedáramos sin sol. Ademas...
— Ya está. Entendí.
— ¿Eh?— Preguntó Ciro confundido ante su amiga cabreada.
— Si, no hacen falta más detalles. Igual insisto que debe de ser fea. — Contestó tratando de restarle importancia a la situación.
— Eso de que me gustan las feas es mentira. 
— No, es totalmente cierto. ¿Acaso ya olvidaste a la chica esa que besaste en la fiesta de halloween?— Dijo Ema. Ciro se daba cuenta que ella estaba celosa. No podía entenderlo pero aun así lo disfrutaba.
— Sí, me acuerdo. Pero no era nada fea. Al contrario.
— Lo decís por que era la única chica dispuesta a firtear con vos. 
— Si, claro pero por que vos las espantabas presentándome como tu amigo gay. — Ahora que prestaba atención. Ema nunca había colaborado cuando se trataba de una pareja para él. — ¿Por que haces eso? Es decir, nunca me presentas a ninguna amiga, si conozco a alguien enseguida comenzás con tus criticas y a todo esto después decís que necesito una mujer.— Dijo Ciro algo juguetón pero con firmeza.
— Bueno, ¿por que mejor no tomamos el helado? Se va a derretir. — Dijo ella cambiando rotundamente de tema.
— Como quieras.— No iba a dejar este tema de lado, él lo sabía. Todavía guardaba una pequeña esperanza.



5 comentarios:

V y J dijo...

ejshdbhsdj!!! nos encanto jajaja como no se da cuenta!!
SIGUIENTE PLIS!!!
jajaja que mala es Ema lo quiere solo para ella jajaja SIGUIENTE!!!
BESOS :K
VALERY Y JIME

Judiit dijo...

Es geniaaal!! Que asco de novio y mejor amiga tiene Ema no? AGGGR Y el amigo es monisimo*-* Y creo que a Ema le gusta jijiji sisisi, le mola y el se está empezando a dar cuenta:)
Bueno quizá me paso un poco, pero creo que estoy cerca*-* Un beso y sigue pronto!

Silvia dijo...

Una histérica Ema...todas nos damos cuenta cuando alguien gusta de nosotras...no se por qué se hace la desentendida.
Veremos que pasa en los prox cap.
Besos Chami (muy bueno)

Aslan G dijo...

Hola Chami, pues la verdad es que este primer capitulo me ha enganchado por completo!! Esa Emma es demasiado... podría darle un bofetón, pobre de Ciro.
continuaré leyendo luego!
Está excelente
:)

Wendy Ivonne Castillo Bejarano dijo...

Pobre ciro cada vez emma le pregunta mucho a el que le falta una pareja

Primer premio :)

Primer premio :)